EXPERIENCIAS

Experiencias en Íntegra

Experiencia 1: Pablo

¿Como llegaste a Casa Íntegra?
Derivado del centro de salud CIAC de ciudad oculta. En el mes de mayo, acompañado por mi mamá.

¿Por qué decidiste hacer un tratamiento?
Ya no tenía más escapatoria y necesitaba ayuda para dejar de consumir.

¿Qué consumías?
Todo tipo de sustancias, pero mi debilidad era la pasta base.

¿En qué te ayudó el tratamiento ambulatorio que ofrece Casa Íntegra?
A poder afrontar de la mejor manera los pensamientos y las tentaciones que trae el consumo. Como también a poder comenzar una nueva vida y a redescubrirme como persona.
Estuve internado en una comunidad terapéutica que abandoné. Me fui a la casa de mi hermano por que en la casa de mi mamá no me podían tener porque no sabían cual iba a ser mi reacción. Desde ahí es que decidí hacer un tratamiento ambulatorio acá. Ahora estoy viviendo en la casa de mi hermano y tengo una relación muy buena con mi familia.
Ya llevo casi 5 meses sin consumir ningún tipo de sustancias, fui recuperando la confianza en mi mismo como la confianza de mi familia. Estoy buscando trabajo y me anoté en la escuela para poder terminar el secundario.
Estoy conociendo nuevas experiencias desde el no consumo, ya que antes estaba siempre en consumo.

¿Tenés algún proyecto?
Volver a la casa de mi mamá, poder armar mi pieza, conseguir trabajo, seguir en el tratamiento como algo elemental para mantenerme limpio para el día de mañana tener un futuro sin drogas.

Un mensaje.
Que se puede dejar de consumir, que se pueden recuperar las cosas que se han perdido durante el consumo. No hay que pensar que esto es un imposible, solo hay que saber pedir ayuda y vivir esta experiencia…SOLO POR HOY DARTE UNA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR TU VIDA.

Pablo.

 

Experiencia 2: Franca

¿Como llegaste al Centro de Recuperación de Asociación Íntegra?
Llegue a Integra a través de una persona amiga de la familia que vio un folleto en el hospital Santojani.

¿Por qué decidiste hacer un tratamiento?
Decidí hacer tratamiento porque me sentía muy triste y sumamente culpable por haber hecho sufrir tanto a mis hijos después de un intento de suicidio que me llevo a estar internada 50 días (incluso en terapia intensiva).

¿Qué consumías?
Consumía mucho alcohol a pesar de estar medicada por depresión mayor.

¿En qué te ayudó el tratamiento ambulatorio que se ofrece en la institución?
Integra me ofreció ni más ni menos que la recuperación, no solo de mi adicción al alcohol, también recupere la confianza de mis hijos y en mí misma, la esperanza, la serenidad, las ganas de vivir. Además me ayudaron a transitar el duelo no resuelto de la muerte de mis padres que me sumía en una terrible angustia.

¿Tenés algún proyecto?
En la actualidad, y gracias al tratamiento, me “reconcilie” con mi profesión y encause mi vocación de servicio por la cual estoy culminando la Diplomatura en Adicciones y la cursada de Preventor Comunitario de las Toxicomanías, con el propósito de convertirme en una buena operadora y trabajar como tal. Para el año entrante tengo en mente, como complemento, estudiar en la UBA la carrera de Acompañante Terapéutico y analizar las opciones de capacitación que ofrece el Sedronar.

Un mensaje.
Mi mensaje para todos aquellos que padecen una adicción y para sus familiares, es que esta es una enfermedad que puede detenerse, que no se den por vencidos frente a las recaídas, que no están solos, hay lugares de tratamiento que son de excelencia como Casa Integra y que además son gratuitos; que se pueden restablecer o formar nuevos vínculos afectivos , laborales, sociales; en definitiva, que la vida deja de ser una carga tan pesada y se convierte en un camino más liviano y sereno en el que se pueden afrontar las dificultades y disfrutar de los momentos felices!

Franca.